La ventaja competitiva de Opentable

Cómo OpenTable creó un monopolio ofreciendo a los restaurantes un «modo para un sólo jugador»

El dominio de OpenTable en el mercado de las reservas de restaurantes en línea se ha basado en su capacidad para atraer una masa crítica de restaurantes y clientes a su plataforma.

La sencilla interfaz online de OpenTable ofrece una forma cómoda de hacer una reserva en un restaurante, al mismo tiempo que les ofrece a estos locales una modo más eficiente de administrar sus reservas, atraer más clientes y lidiar con los márgenes complejos de este sector.

Si bien la mayoría de los productos con efectos de red de clientes no son útiles hasta que hay muchas personas en la red (como por ejemplo el teléfono), OpenTable comenzó construyendo y vendiendo un software que brindaba valor incluso sin ningún cliente involucrado, una estrategia que suele llamarse como «modo para un sólo jugador».

“El primer millón de personas que compraron videograbadoras las compraron antes de que hubiera películas disponibles para verlas. Solo querían cambiar la hora en que veían de los programas de televisión, para lo que usamos los DVR hoy en día. Una vez que hubo millones de propietarios de videograbadoras, Hollywood empezó a considerar que valía la pena comenzar a vender y alquilar películas para verlas … Por lo tanto, un producto que finalmente tuvo un efecto de red de clientes muy fuertes obtuvo su tracción inicial de un ‘uso independiente’, donde no se necesita que existan propietarios de VCR o productos complementarios «.

La aplicación OpenTable original para restaurantes era básicamente un libro de reservas electrónico para restaurantes que hacía que el trabajo diario de rotar los clientes y las mesas fuera más sencillo y con menos errores.

La aplicación se covertiría en la base de la herramienta de reservas posterior, ya que muy pocos restaurantes tenían un sistema centralizado digital. Cuando el equipo de OpenTable lanzó con éxito a los restaurantes este software, sentaban también sentaban las bases del éxito del lanzamiento de poner un ordenador en red dentro del restaurante.

Cuantos más restaurantes usaba OpenTable, más atractiva se volvía la idea de un sistema de reservas en línea tanto para la demanda como para la oferta del mercado. Más restaurantes significaron más opciones para los consumidores. Más opciones atrajeron a más consumidores, lo que dio a los restaurantes más negocio.

La idea despegó y, cuando OpenTable se hizo público en 2009, la empresa afirmaba que un tercio de los 30.000 restaurantes que aceptan reservas en Estados Unidos eran clientes de OpenTable.

OpenTable también obtuvo beneficios al hacer de su producto una parte fundamental de las operaciones diarias para los restaurantes. La empresa instaló un equipo con software propietario en los miles de restaurantes que se inscribieron para utilizar el servicio. Este equipo se utilizó para operaciones regulares (no sólo de OpenTable), creando una barrera de entrada significativa para otras empresas que esperaban entrar en este mercado de reservas.

Para renunciar a OpenTable, un restaurante tendría que desechar una pieza importante de su infraestructura, sin mencionar una fuente de tráfico de clientes significativa.

La dificultad de cambiar a una plataforma de la competencia le ha permitido establecer una tasa de aceptación muy favorable: OpenTable cobra a los restaurantes $249 dólares al mes por la plataforma, y $1 dólar por reserva. OpenTable incluso cobra una tarifa de 25 centavos a los clientes que realizan reservas a través del sitio web de un restaurante directamente.

Si bien estas tasas impulsaron el crecimiento significativo de OpenTable a principios de la década de 2000, también han provocado una ola de competidores disruptivos como Resy, lanzada en 2014 y adquirida por American Express en 2019.

Aunque OpenTable sigue siendo la herramienta preferida para realizar reservas en los restaurantes de referencia, como por ejemplo con estrellas Michelin, Resy y otras herramientas están ganando terreno cuando se trata de restaurantes más pequeños y nuevos, lo que sugiere que la ventaja competititva de OpenTable tiene algunas vulnerabilidades entre los restaurantes nuevos que aún no están vinculados a su plataforma.

Pero incluso cuando surgen nuevos competidores, OpenTable todavía tiene una gran ventaja en lo que respecta a la escala de la oferta y demanda. Durante aproximadamente una década, OpenTable fue esencialmente el único jugador en el mercado de reservas de restaurantes, lo que le dio una gran ventaja en la adquisición de clientes y restaurantes.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones