El aumento del modelo de precio por uso

Los precios de productos o servicios basados ​​en el uso (UBP, User Based Pricing) forman ya una parte importante del modo transaccional de las empresas.

Las empresas de SaaS han estado abandonando los precios de suscripción tradicionales en favor de modelos basados ​​en el uso que se alinean mejor con el comportamiento de compra moderno y el valor entregado por sus productos. UBP conecta cuánto paga un cliente con cuánto consume un producto o servicio determinado.

Este modelo para las empresas de SaaS permite comprobar la viabilidad de su servicio sin necesidad de cambiar completamente su modelo de negocio.

La empresa de observación de servicios de la nube pública New Relic presentó su modelo de precios basado en el consumo en julio de 2020. Recientemente, la empresa duplicó el modelo y decidió pagar solo a los distribuidores en función del consumo real de los clientes en lugar de los compromisos de suscripció de éstos. La decisión parece estar dando sus frutos, ya que New Relic ha experimentado un aumento acelerado tanto en el crecimiento de la cuenta como en la retención de datos, dos de los indicadores principales que la compañía.

Empresas emergentes como Cypress, que empezaron con el modelo de precios basados ​​en el consumo en marzo de 2021, se han redirigido hace el modelo de precios de forma similar; empresas como Kong, que anunció un nivel de precios de pago por uso en mayo de 2021; e incluso empresas de como Autodesk, de 40 años, que introdujo los precios de pago por uso en septiembre.

De acuerdo con un informe de mercado de precios basados ​​en el uso, que incluye datos de casi 600 participantes, el 45% de las empresas SaaS tenían un modelo UBP en 2021. Esta cifra es significativamente mayor en comparación con el 34% en 2020 y el 27% en 2018.

Tendencia en el 2022

Una cuarta parte de las empresas que actualmente utilizan un modelo UBP afirman haberlo introducido en los últimos 12 meses. La adopción de UBP de este año supera la de 2019 y 2020 combinados.

Mientras tanto, la mayoría de los que se resistían al modelo UBP (61%) dicen que esperan lanzar o probar precios basados ​​en el uso en un futuro próximo. Si estas tendencias continúan, UBP se convertirá en la norma, no en la excepción, a partir de 2022.

Economía de suscripción y UBP

Los datos muestran que UBP puede coexistir, y en general lo hace, con modelos de precios por suscripción, por otro lado ya considerados tradicionales. Aquellos con un modelo basado en el uso se dividen en partes iguales entre aquellos que ofrecen niveles de suscripción basados ​​en el uso (23%) y aquellos con un modelo de precios basado principalmente en el uso o de pago por uso (23%).

Esro supone que el 46% de los ingresos de estos 600 encuestados se basan en la combinación de estos dos modelos frente a los modelos de venta del servicio que por otro lado está en claro retroceso.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones