Ikigai construye flujos de trabajo automatizados incluyendo el factor humano

Ikigai, una startup basada en investigaciones del MIT, persigue simplificar la creación de flujos de trabajo en los que el factor humano es relevante e insustituible. Mientras que la automatización tradicional de procesos robóticos (RPA) trata de crear robots para tareas repetitivas, Ikigai quiere facilitar la creación de flujos de trabajo en los que los humanos deben tomar decisiones como parte del proceso.

La compañía obtuvo en una Serie A de 13 millones de Foundation Capital, 8VC, Underscore VC y una variedad de business angels de la industria.

El cofundador y director ejecutivo de la empresa, Vinayak Ramesh, dice que percibió en su investigación en el MIT, y también en su iniciativa anterior, Wellframe, una startup de atención médica digital (ya absorbida por otra compañía del sector) que había flujos de trabajo más complejos que RPA no estaba alcanzando.

“Lo que vimos es que hay casos de uso que requieren procesos manuales en las organizaciones que eran extremadamente difíciles de automatizar porque un paso fundamental involucraba una decisión tomada por una persona basado en datos, y donde tanto la información y las reglas sobre las que operan cambiarían muy a menudo ”, explicó Ramesh.

Ikigai, que significa ‘su propósito’ en japonés, quiere resolver ese problema con una herramienta que permite a los usuarios crear flujos de trabajo de forma visual arrastrando y soltando elementos en un mapa y que involucran fuentes de datos dispares, mientras construyen pasos en los que los humanos toman decisiones y luego ven los resultados en un informe u hoja de cálculo.

Motor de flujo de trabajo Ikigai con hoja de cálculo y vista de datos.

Plataforma Ikigai

A diferencian de otros enfoques como Power BI y Airtable «estas herramientas requieren humanos en el flujo de trabajo, pero no presentan flujos de trabajo que no están basados ​​en datos o decisiones ”, afirmó. Por otro lado, la capacidad de crear bucles de decisión es un diferenciador clave para su producto.

La compañía tiene actualmente 20 empleados, en su mayoría ingenieros, con planes de duplicar esa cifra el próximo año. Los fundadores definitivamente parecen reconocer la necesidad de construir un equipo diverso e inclusivo a medida que escalan la empresa.

“La diversidad ayuda a que todo sea un lugar mucho más agradable para trabajar porque tienes diferentes perspectivas, diferentes tipos de personas que entran al trabajo todos los días”, dijo Ramesh.

La idea de la empresa surgió de una investigación que Ramesh estaba haciendo como estudiante en el MIT. De hecho, el CTO y cofundador Devavrat Shah es profesor de Ciencias de la Computación en el MIT y fue profesor de Ramesh. Shah también fundó otra empresa llamada Celect, que fue adquirida por Nike en 2019.

Si bien Ramesh siguió adelante después de graduarse para ayudar a fundar Wellframe, la idea de un producto como éste sólo se hizo más factible con el tiempo, comenzando a profundizar e investigar más para iniciar el desarrollo del producto el año pasado.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones