martes, enero 18, 2022

American Express recurre a Opy para su oferta BNPL

Las compañías de tarjetas de crédito buscan avanzar más en el mercado de “compre ahora, pague después” (BNPL). American Express (Amex) anunció hoy su asociación con Opy, la filial estadounidense de la fintech australiana Openpay, para permitir que todos sus clientes de tarjetas en Estados Unidos paguen en cuotas sus compras en los segmentos de atención médica y automoción.

La asociación es el primer acuerdo BNPL con terceros de American Express en los Estados Unidos, dijo un portavoz de la compañía. Amex ayudará así a los comercios de estos sectores en su plataforma.

Opy describe su solución como una versión mejorada del modelo BNPL tradicional, al que denomina «compre ahora, pague de forma más inteligente». Opy prestará hasta 20,000 dñolares a la vez a un cliente, cobrándole una tarifa fija y ofreciendo planes de hasta 24 meses, a diferencia de las cuotas a corto plazo que ofrecen compañías como Affirm y Klarna.

American Express ya ofrece sus propias opciones de BNPL en el marco de su programa “Pay it Plan it” lanzado en 2017 para compras superiores a 100 dolares, con una tasa de interés fija. La asociación Opy ayudará a Amex a satisfacer la demanda de opciones para financiar grandes compras en períodos de tiempo más largos, apuntó el director ejecutivo de Opy US, Brian Shniderman.

“Si se trata de un artículo grande, y aquí es donde nos especializamos, las cosas que cuestan entre 1,000 y 20,000 dólares, 60 días no es tiempo suficiente para pagar algo que es más caro”.

La compañía puede ofrecer tarifas más bajas, nunca superiores al 9,99%, porque se dirige a sectores muy específicos que atraen a clientes con conocimientos financieros, según Shniderman. Su cliente promedio tiene 40 años, mientras que el promedio de clientes de muchos otros proveedores de BNPL tiene entre 20 y 30 años. Además de atención médica y automoción, Opy ofrece financiación para mejoras del hogar y educación, aunque esas dos verticales no se incluirán en la asociación Amex.

«Nuestro producto es predecible, transparente. Otras empresas, tienen intereses diferidos en el tiempo, hay intereses atrasados y ​​si no realizas un pago, vuelven a calcular todo esa deuda a un interés como si tuvieras una tasa muy alta durante la vigencia del préstamo ”, dijo Shniderman, quien trabajó en estrecha colaboración con Amex en su puesto anterior en Deloitte.

Los principales competidores de Amex también han hecho incursiones recientes en BNPL en un intento de mantenerse al día con compañías de pagos como Stripe y Square. Mastercard lanzó su oferta de Mastercard con un modelo propio de cuotas en en otoño del 2021, y Visa anunció su asociación con Klarna poco después.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones