Mambu consigue una valoración de 5,5 mil millones

Mambu ha obtenido 266 millones de dólares en su última Serie E de inversión, consiguiendo una valoración de 5,5 mil millones de dólares para hacer crecer el servicio financiero integrado y sus API bancarias.

Las finanzas integradas, donde las empresas aprovechan las API para integrar la banca y otras herramientas financieras sin tener que construir todo ellas mismas desde cero, ha sido una de las principales tendencias en Fintech en la última década. Hoy, una de las mayores empresas emergentes que construyen esas API y la tecnología backend detrás de ellas es Mambu.

El conjunto de API de Mambu tiene disponibles servicios como préstamos, depósitos y otros productos bancarios, junto con una amplia gama de análisis y otras herramientas para desarrollar servicios.

La financiación está siendo liderada por EQT Growth, la firma europea de capital privado, y Mambu, con sede en Ámsterdam / Londres, no revela el resto de inversores. Su última ronda, cuando recaudó 135 millones de dólares en enero, fue liderada por TCV, con la participación de Tiger Global, Arena Holdings, Bessemer Venture Partners, Runa Capital y Acton Capital Partners. Su valoración se ha más que duplicado desde entonces.

En la actualidad, la empresa cuenta con más de 200 clientes que trabajan en conjunto con unos 53 millones de usuarios en unos 65 países. Incluyen grandes neobancos como N26, pero también bancos tradicionales como Raiffeisen Bank, BancoEstado y ABN Amro.

Por otro lado, Mambu también trabaja con nuevos actores en servicios financieros, como empresas de telecomunicaciones y de comercio electrónico, que pueden no estar equipados o no estar interesados ​​en construir servicios financieros desde cero, pero pueden ver una oportunidad comercial u operativa para proporcionar a sus clientes algunas de estas herramientas, y centrarse en la construcción de servicios financieros más personalizados aprovechando los componentes básicos proporcionados por otra empresa (es decir, Mambu), un modelo que abre la puerta a un conjunto mucho más amplio de clientes para Mambu en el futuro.

De hecho, Eugene Danilkis, cofundador y CEO de Mambu, tiene grandes espectativas sobre dónde cree que Mambu puede ubicarse en un mundo más amplio de los servicios financieros:

“Nuestra visión es crear en los servicios financieros y la banca lo que Salesforce hizo en CRM”.

Salesforce, según Danilkis, no es un competidor sino un socio relevante: parte del poder de Mambu radica no sólo en las API de servicios financieros que proporciona, sino en las redes que también ha construido para que esos servicios «funcionen bien» con todo el resto de la infraestructura de TI y las aplicaciones que una empresa podría utilizar. Además de con Salesforce, Mambu se integra con terceros como AWS, Google, Marqeta, Comply Advantage, Deloitte y muchos otros. El número de llamadas a sus API que Mambu maneja diariamente asciende a unos 130 millones en este momento.

Mambu contaba con potentes recursos antes de esta inversión, por lo que el plan para esta última ronda será utilizar los fondos para duplicar la expansión de su negocio a más mercados y comenzar a considerar qué otras áreas adyacentes le gustaría a la empresa abordar a continuación.

Áreas como los seguros, dijo Danilkis, definitivamente están en el horizonte, aunque no especificó se negó a decir cuándo podría lanzar servicios y cuáles serían. Un área lógica, por ejemplo, podría ser el seguro de propiedad, ya que ofrece API hipotecarias y trabaja con quienes ya están activos en la financiación de inmuebles.

En el corto plazo, apuestan por mejorar los servicios financieros y los componentes básicos para crearlos que ya ofrece. Frente a términos como «finanzas integradas», la empresa se decanta más por «plataforma bancaria SaaS», que está más alineado con el papel que está desempeñando Mambu para ayudar a sus clientes a crear servicios financieros personalizados para ellos.

“En lo que la mayoría de los bancos y fintechs se enfocan en digitalizar productos de amplio volumen, pero aún así tienen amplio recorrido de mejora en la personalización a cada cliente”, dijo. «Va más allá de los préstamos y los depósitos». A largo plazo, dijo, Mambu quiere ayudarlos a crear «productos comerciales más complejos en los que es posible que tenga volúmenes más bajos pero también valores más altos».

Destaca que existen desafíos con las integraciones y el middleware en los servicios financieros, que es otra área en la que Mambu proporcionará mejor tecnología al mercado. El enfoque, dijo, es «cómo integrarse mejor en el ecosistema», lo que incluirá la creación de más integraciones prediseñadas para soluciones de terceros. «Estamos invirtiendo para unir gran parte de ese ecosistema», agregó. (Ese es el espíritu de Salesforce).

También se esperan adquisiciones de otras startups y empresas, algo que Mambu aún no ha necesitado, centrándose en un crecimiento orgánico hasta ahora.

EQT Growth estaba en conversaciones con Mambu antes de la ronda anterior, pero ha invertido por primera vez en esta Serie E. “Hemos estado siguiendo el viaje y la ejecución de Mambu durante varios años”, dijo Carolina Brochado, socia del equipo asesor de EQT Growth. “Sentimos una fuerte conexión con la visión de Mambu como organización, dada su estrecha alineación entre valores de responsabilidad y sostenibilidad, y creemos que la solución de Mambu está haciendo que el sistema financiero sea más accesible y asequible para millones de personas en todo el mundo. Estamos entusiasmados de asociarnos con una de las principales empresas de tecnología financiera y equipos de gestión en Europa, que ofrece una plataforma en la nube moderna líder y única en la industria para abordar el enorme mercado de 100.000 millones de euros atendido por proveedores de software bancario tradicionales y soluciones internas «. Carolina Brochado, además, se unirá a la junta de Mambu en esta ronda.

 

 

Artículo anteriorModelo OKR
Artículo siguienteairbnb: una red imparable

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones