viernes, diciembre 3, 2021

Una sencilla introducción a Blockchain

Cuando alguien ha intentado sumergirse en esa cosa misteriosa llamada Blockchain, hay que disculparle por retroceder horrorizado ante la absoluta opacidad de la jerga técnica que se usa a menudo para enmarcarlo. Antes de entrar en lo que es una criptomoneda y cómo la tecnología Blockchain podría cambiar el mundo, se hace necesario saber qué es realmente Blockchain.

En los términos más simples, una cadena de bloques es un libro de transacciones digital, no muy diferente de los libros de contabilidad que hemos estado usando durante cientos de años para registrar ventas y compras. La función de este libro mayor digital es, de hecho, prácticamente idéntica a un libro mayor tradicional en el sentido de que registra débitos y créditos entre personas. Ese es el concepto central detrás de Blockchain; la diferencia es quién tiene el libro mayor y quién verifica las transacciones.

Con las transacciones tradicionales, un pago de una persona a otra implica algún tipo de intermediario para facilitar la transacción. Digamos que Rob quiere transferir 20€ a Melanie. Puede darle dinero en efectivo en forma de un billete de 20€ o puede usar algún tipo de aplicación bancaria para transferir el dinero directamente a su cuenta bancaria.

En ambos casos, un banco es el intermediario que verifica la transacción: los fondos de Rob se verifican cuando saca el dinero de un cajero automático, o son verificados por la aplicación cuando realiza la transferencia digital. El banco decide si la transacción debe continuar. El banco también mantiene el registro de todas las transacciones realizadas por Rob y es el único responsable de actualizarlo cada vez que Rob paga a alguien o recibe dinero en su cuenta. En otras palabras, el banco mantiene y controla el libro mayor, y todo fluye a través del banco.

Es importante que Rob sienta que puede confiar en su banco, de lo contrario no arriesgaría su dinero con ellos. Necesita estar seguro de que el banco no lo defraudará, no perderá su dinero, no será robado y no desaparecerá de la noche a la mañana.

Esta necesidad de confianza ha apuntalado prácticamente todos los comportamientos y facetas importantes de la industria financiera monolítica, hasta el punto de que incluso cuando se descubrió que los bancos estaban siendo irresponsables con nuestro dinero durante la crisis financiera de 2008, el gobierno (otro intermediario) eligió rescatarlos en lugar de arriesgarse a destruir los últimos fragmentos de confianza dejándolos colapsar.

El modelo Blockchain

Las cadenas de bloques operan de manera diferente en un aspecto clave: están completamente descentralizadas. No existe una cámara de compensación central como un banco, y no hay un libro mayor central en manos de una entidad.

En cambio, el libro mayor se distribuye a través de una vasta red de computadoras, llamadas nodos, cada uno de los cuales contiene una copia del libro mayor completo en sus respectivos discos duros. Estos nodos están conectados entre sí a través de un software llamado cliente peer-to-peer (P2P), que sincroniza datos a través de la red de nodos y se asegura de que todos tengan la misma versión del libro mayor en cualquier momento.

Cuando se introduce una nueva transacción en una cadena de bloques, primero se encripta utilizando tecnología criptográfica de última generación. Una vez cifrada, la transacción se convierte en algo llamado bloque, que es básicamente el término utilizado para un grupo cifrado de nuevas transacciones. Luego, ese bloque se envía (o transmite) a la red de nodos informáticos, donde los nodos lo verifican y, una vez verificado, se transmite a través de la red para que el bloque se pueda agregar al final del libro mayor en la computadora de todos, debajo de la lista de todos los bloques anteriores.

Esto se llama cadena, por lo tanto, la tecnología se conoce como Blockchain (cadena de bloques).

Una vez aprobada y registrada en el libro mayor, la transacción se puede completar. Así es como funcionan las criptomonedas como Bitcoin.

La merma de confianza en el sistema bancario

¿Cuáles son las ventajas de este sistema sobre un sistema de compensación bancaria o central? ¿Por qué Rob usaría Bitcoin en lugar de la moneda normal?

La respuesta es confianza. Como anteriormente se explicço, con el sistema bancario es fundamental que Rob confíe en su banco para proteger su dinero y manejarlo correctamente.

Para garantizar que esto suceda, existen enormes sistemas regulatorios para verificar las acciones de los bancos y asegurarse de que sean adecuados para su propósito.

Tras ellos, los gobiernos regulan a los reguladores, creando una especie de sistema escalonado de controles cuyo único propósito es ayudar a prevenir errores y malos comportamientos.

En otras palabras, organizaciones como la Autoridad de Servicios Financieros existen precisamente porque no se puede confiar en los bancos por sí mismos. Y los bancos con frecuencia cometen errores y tienen comportamientos no adecuados, por costes, errores humanos, faltas de control…, como se ha manifestado en demasiadas ocasiones.

Cuando sólo existe una sola fuente de autoridad, se puede abusar del poder o utilizarse mal. La relación de confianza entre las personas y los bancos es incómoda y precaria: realmente no confiamos en ellos, pero no creemos que haya muchas alternativas.

Las bases de la confianza en Blockchain

Los sistemas Blockchain no necesitan que exista confianza en ellos en absoluto. Todas las transacciones (o bloques) en una cadena de bloques son verificadas por los nodos de la red antes de agregarse al libro mayor, lo que significa que no hay un solo punto de errores ni un solo canal de aprobación.

Si un pirata informático quisiera manipular con éxito el libro mayor en una cadena de bloques, tendría que piratear simultáneamente millones de computadoras, lo cual es practicamente imposible. Un pirata informático también sería incapaz de derribar una red blockchain, ya que, nuevamente, necesitarían poder apagar cada computadora en una red de computadoras distribuidas por todo el mundo.

El proceso de cifrado en sí mismo también es un factor clave.

Las cadenas de bloques como la de Bitcoin utilizan procesos deliberadamente difíciles para su procedimiento de verificación. En el caso de Bitcoin, los bloques son verificados por nodos que realizan una serie de cálculos deliberadamente intensivos en el procesador y en el tiempo, a menudo en forma de acertijos o problemas matemáticos complejos, lo que significa que la verificación no es instantánea ni accesible. Los nodos que comprometen el recurso a la verificación de bloques son recompensados ​​con una tarifa de transacción y una recompensa de Bitcoins recién acuñados.

Esto tiene la función de incentivar a las personas para que se conviertan en nodos (porque procesar bloques como este requiere computadoras bastante potentes y mucha electricidad), mientras que también maneja el proceso de generación o acuñación de unidades de la moneda.

Esto se conoce como minería, porque implica una cantidad considerable de esfuerzo (por una computadora, en este caso) para producir un nuevo producto. También significa que las transacciones se verifican de la manera más independiente posible, más que una organización regulada por el gobierno como la FSA, por ejemplo, en Estados Unidos (Financial Services Agency).

Esta naturaleza descentralizada, democrática y altamente segura de las cadenas de bloques significa que pueden funcionar sin necesidad de regulación (se autorregulan), gobierno u otro intermediario opaco. Funciona porque no requiere confianza entre las personas no confían entre sí, sino en la red en su totalidad.

Estos conceptos requieren reposarlos, meditarlos y asimilarlos durante un tiempo y es entonces cuando aparecen nuevas dudas, posibilidades y retos alrededor de Blockchain.

Más allá de las Criptomonedas

A partir de estos conceptos aparecen nuevas aplicaciones interesantes con Blockchain más allá de las criptomonedas. Dado que uno de los principios subyacentes del sistema Blockchain es la verificación segura e independiente de una transacción, es fácil imaginar otras formas en las que este tipo de proceso puede ser valioso.

Algunas de estas aplicaciones, a título de ejemplo, se exponen a continuación:

Contratos inteligentes (Ethereum)

Uno de los desarrollos de Blockchain más emocionantes después de Bitcoin, los contratos inteligentes son bloques que contienen código que debe ejecutarse para que se cumpla el contrato.

El código puede ser cualquier cosa, siempre que una computadora pueda ejecutarlo, pero en términos simples significa que puede usar la tecnología Blockchain (con su verificación independiente, arquitectura sin confianza y seguridad) para crear una especie de sistema de custodia para cualquier tipo de transacción.

Por ejemplo, un diseñador web, puede crear un contrato que verifique si el sitio web de un nuevo cliente se lanza o no a producción, y tras ellos el cliente ealizar el pago automáticamente una vez que lo esté. Los contratos inteligentes también se utilizan para demostrar la propiedad de un activo, como una propiedad o una pieza de arte. El potencial para reducir el fraude con este enfoque es relevante.

Almacenamiento en la nube (Storj)

La computación en la nube ha sido una revolución, provocado el crecimiento de tecnologías como Big Data que, a su vez, han potenciado la revolución de la inteligencia artificial.

Pero la mayoría de los sistemas basados ​​en la nube se ejecutan en servidores almacenados en granjas de servidores de ubicación única, propiedad de una sola entidad (Amazon, Rackspace, Google, etc.).

Esto presenta los mismos problemas que el sistema bancario, ya que sus datos están controlados por una sola organización opaca que representa un único punto de riesgo de errores o fraude. La distribución de datos en una cadena de bloques elimina por completo el problema de la confianza y también aumenta la confiabilidad, ya que es mucho más difícil eliminar una red de cadena de bloques.

Identificación digital (ShoCard)

Dos de los mayores problemas actuales que han aparecido por la revolución digital son el robo de identidad y la protección de datos.

Con vastos servicios centralizados como Facebook que contienen tantos datos sobre nosotros, y los esfuerzos de varios gobiernos del mundo desarrollado para almacenar información digital sobre sus ciudadanos en una base de datos central, el potencial de abuso de nuestros datos personales es una importante preocupación para las personas.

La tecnología Blockchain ofrece una solución potencial al envolver los datos clave en un bloque encriptado que puede ser verificado por la red Blockchain siempre que alguien necesite probar su identidad. Sus aplicaciones van desde el reemplazo obvio de pasaportes y tarjetas de identificación hasta otras áreas, como el reemplazo de contraseñas o los certificados laborales o universitarios. El potencial es enorme.

Voto digital

De gran actualidad a raíz de la investigación sobre la influencia de Rusia en las elecciones estadounidenses, se sospecha desde hace mucho tiempo que el voto digital es poco fiable y muy vulnerable a la manipulación.

La tecnología Blockchain ofrece una forma de verificar que el voto de una persona se emitió con éxito mientras conserva su anonimato. Promete no solo reducir el fraude en las elecciones, sino también aumentar la participación general de votantes, ya que la gente podrá votar en sus teléfonos móviles.

Conclusión

La tecnología Blockchain, aunque muy extendida, todavía está en fases iniciales ya que la mayoría de las aplicaciones están muy lejos del uso general. Incluso Bitcoin, la plataforma Blockchain más establecida, está sujeta a una gran volatilidad que indica de su estado relativo es aún de recién llegado. Sin embargo, el potencial de Blockchain para resolver algunos de los principales problemas que enfrentamos hoy en día lo convierte en una tecnología extraordinariamente emocionante y seductora a seguir y claramente una línea de apuesta segura.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones