lunes, junio 21, 2021

Qué son los NFTs

Con la creación de Bitcoin se introdujo el concepto de escasez digital “trustless” (es decir, en la que no se requieren intermediarios). Antes de Bitcoin, el coste de replicar algo en el mundo digital era cercano a cero. La aparición de la tecnología blockchain ha hecho que la escasez digital programable sea posible –y está siendo utilizada para que el mundo digital emule al real.

Los tokens no fungibles (NFTs), también llamados a menudo criptocoleccionables, amplían esta idea. A diferencia de las criptomonedas, en las que todos los tokens son creados iguales, cada token no fungible es único y limitado en cantidad.

Los NFTs son uno de los elementos fundamentales de una nueva economía digital impulsada por el blockchain. Varios proyectos están experimentando con NFTs para distintos casos de uso, como por ejemplo gaming, identidad digital, licencias, certificados y artes plásticas. Además, pueden incluso permitir la propiedad fraccional de objetos de gran valor.

A medida que se facilita la emisión de NFTs, cada vez más activos de este tipo son creados cada día.

¿Qué es un Token No Fungible (NFT)?

Un token no fungible (NFT) es un tipo de token criptográfico de una blockchain que representa un activo único. Estos pueden ser activos completamente digitales o versiones tokenizadas de activos del mundo real. Dado que los NFTs no son intercambiables entre sí, pueden funcionar como prueba de autenticidad y propiedad dentro del reino digital.

La fungibilidad significa que las unidades individuales de un activo son intercambiables y, esencialmente, indistinguibles unas de otras. Por ejemplo, un billete de diez dólares es intercambiable por cualquier otro billete de diez dólares que sea auténtico. Esta es una característica imperativa para cualquier activo que pretenda actuar como medio de cambio.

La fungibilidad es una propiedad deseable para el dinero porque permite intercambios libres, y, teóricamente, no existe manera de conocer el historial de cada unidad individual. Sin embargo, este no es un atributo que resulte beneficioso para los artículos coleccionables.

¿Pero qué pasaría si pudiéramos crear activos digitales similares a Bitcoin, pero añadiendo un identificador único a cada unidad? Esto haría que cada una de las unidades fuera diferente del resto (es decir, no fungibles). Básicamente, eso es un NFT.

¿Cómo funcionan los NFTs?

Existen varios esquemas para la creación y emisión de NFTs. El más destacado de éstos es el ERC-721, un estándar para la emisión y trading de activos no fungibles en la blockchain de Ethereum.

Un estándar más reciente, y mejorado, es el ERC-1155. Éste permite que un contrato único contenga tanto tokens fungibles como no fungibles, abriendo todo un abanico de nuevas posibilidades. La estandarización en la emisión de NFTs permite un mayor grado de interoperabilidad, lo que, en último término, beneficia a los usuarios. Básicamente, significa que activos únicos pueden ser transferidos entre distintas aplicaciones con relativa facilidad.

Para almacenar y contemplar los NFTs propios, puede hacerse con Trust Wallet. Tal como ocurre con los tokens de otras blockchains, los NFTs existirán en una dirección. Cabe señalar que los NFTs no pueden ser replicados o transferidos sin el permiso del dueño –ni siquiera por parte del emisor de dichos NFTs.

Los NFTs pueden ser tradeados en marketplaces abiertos, como OpenSea. Dichos mercados conectan compradores y vendedores, y el valor de cada token es único. Naturalmente, los NFTs son propensos a los cambios de precio como respuesta a la oferta y demanda del mercado.

¿Pero cómo puede ser que cosas así tengan un valor? Como ocurre con cualquier otro objeto valioso, el valor no es algo inherente a éste, sino una cualidad asignada por las personas. Básicamente, el valor es una creencia compartida. No importa que se trate de metales preciosos o un vehículo –todas estas cosas tienen valor porque así lo cree la gente. Si así es como todo objeto valioso logra ser valioso, ¿por qué iban a ser distintos los coleccionables digitales?

¿Para qué se pueden usar los NTFs?

Los NFTs pueden ser utilizadas por aplicaciones descentralizadas (DApps) para emitir artículos digitales únicos y cripto-coleccionables. Estos tokens pueden ser un objeto coleccionable, un producto de inversión u otra cosa.

Las economías de gaming no son nada nuevo. Y dado que muchos juegos en línea ya han tenido sus propias economías, el uso de blockchain para tokenizar los activos de los juegos solo va un paso más allá. De hecho, el uso de NFTs podría resolver o mitigar el problema común de inflación que tienen muchos juegos.

Si bien los mundos virtuales ya están floreciendo, otro uso emocionante de los NFTs es la tokenización de activos del mundo real. Estos NFTs pueden representar fracciones de activos del mundo real que pueden almacenarse y tradearse como tokens en una blockchain. Esto podría introducir cierta liquidez muy necesaria en muchos mercados que de otro modo no tendrían mucho, como obras de arte, bienes raíces, objetos de colección raros y muchos más.

La identidad digital también es un sector que puede beneficiarse de las propiedades de las NFTs. El almacenamiento de datos de identificación y propiedad en blockchain aumentaría la privacidad y la integridad de los datos para muchas personas en todo el mundo. Al mismo tiempo, las transferencias fáciles y sin confianza de estos activos podrían reducir la fricción en la economía global.

La historia de CryptoKitties y Ethereum

Uno de los primeros proyectos NFT que ganó una tracción significativa fue CryptoKitties, un juego construido en Ethereum que permite a los jugadores recolectar, criar e intercambiar gatos virtuales. El éxito de esta iniciativa llevo a congestionar la red Ethereum a finales de 2017.

Cada CryptoKitty puede tener una combinación de varias propiedades diferentes, como la edad, la raza o el color. Como tal, cada uno de ellos es único y no se pueden intercambiar entre sí. Además, son indivisibles, lo que significa que no hay forma de dividir un token CryptoKitty en partes divisibles (como el gwei para ether).

CryptoKitties ganó cierta notoriedad después de que ha congestionado la blockchain Ethereum debido a la alta actividad que ha provocado en la red. A partir de febrero de 2020, el máximo histórico (ATH) para la cantidad de transacciones diarias en la blockchain Ethereum aún se encuentra en la cima de la popularidad de CryptoKitties. Está claro que el juego causó un gran impacto en la red Ethereum, pero otros factores también contribuyeron, incluido el auge de la Oferta Inicial de Monedas (ICO).

Si bien es un tema de controversia, CryptoKitties es un entretenido ejemplo temprano de un caso de uso de blockchain que no es una moneda, sino algo que se usa para la recreación y el ocio. Colectivamente, estos gatos virtuales movieron millones de dólares, y algunas de las unidades raras se vendieron por cientos de miles de dólares cada una.

Conclusión

Los coleccionables digitales abren la tecnología blockchain a nuevas vías, fuera de las aplicaciones financieras convencionales. Al representar los activos físicos en el mundo digital, los NFTs tienen el potencial de ser una parte vital no sólo del ecosistema blockchain, sino de la economía en general.

Los casos de uso son enormes y es muy probable que muchos desarrolladores presenten innovaciones nuevas y emocionantes para esta tecnología prometedora.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones