Spanish English French German Italian Portuguese
Marketing Social
InicioGeneralESGLa inversión en tecnología climática vuelve con fuerza con 8.100 millones de...

La inversión en tecnología climática vuelve con fuerza con 8.100 millones de dólares

Las nuevas empresas de tecnología climática recaudaron 8.100 millones de dólares en el primer trimestre, cantidades de dinero casi récord que sugieren que el cierre silencioso de 2023 podría haber sido más un problema pasajero que una señal de una recesión prolongada.

Los datos, en un nuevo informe de PitchBook, muestra que la tecnología climática no ha sucumbido a la misma desaceleración que ha arrastrado al resto de la comunidad de riesgo.

Si bien el número de acuerdos disminuyó ligeramente trimestre tras trimestre, el valor aumentó casi un 400%, según dicho informe. Una mirada más profunda a los 8.100 millones de dólares recaudados en el primer trimestre muestra que los inversores centraron su atención en los materiales, incluido el acero ecológico y los materiales y minerales para baterías.

Tres empresas en etapa inicial cerraron la mayor cantidad de acuerdos. Climate Capital consiguió 94, Lower Carbon Capital cerró 70 y SOSV obtuvo 59 (una cifra que sería mayor si se incluyeran sus programas Hax e IndieBio). A pesar de esos recuentos, este año comenzó con menos acuerdos cerrados en comparación con el cuarto trimestre de 2023. El recuento total de acuerdos disminuyó un 20% este trimestre a 244.

A pesar del menor número de acuerdos, la cantidad de dinero recaudada por las nuevas empresas de tecnología climática en el primer trimestre fue superada sólo por el tercer trimestre del año pasado. Un puñado de acuerdos notables ayudaron a mantener el sector boyante.

Mejores ofertas

La startup sueca H2 Green Steel lideró el grupo, recaudando 4.500 millones de dólares en deuda y 215 millones de dólares en capital para financiar una enorme nueva planta en el norte de Suecia. La empresa afirma que puede producir acero con hasta un 95% menos de emisiones quemando hidrógeno verde en lugar de carbón. La nueva planta producirá inicialmente 2,5 millones de toneladas métricas de acero por año y dice que los clientes ya se han comprometido a comprar la mitad de ese volumen durante los próximos cinco a siete años. H2 Green Steel sigue a Northvolt, un fabricante sueco de baterías, a la hora de atraer inversiones descomunales para construir instalaciones de producción a gran escala en el país.

El reciclador de baterías Ascend Elements agregó otros $162 millones a su Serie D, lo que eleva el total a $704 millones en la ronda. La compañía, un unicornio con un valor de 1.600 millones de dólares, está compitiendo por una participación en un mercado cada vez más competitivo de materiales reciclables para baterías, enfrentándose a Redwood Materials del ex ejecutivo de Tesla JB Straubel.

Continuando con el tema de los materiales, el fabricante de baterías Natron recaudó una ronda Serie B de 189 millones de dólares para comenzar la construcción de una fábrica a escala comercial en el oeste de Michigan. La startup se especializa en baterías de iones de sodio, que son más baratas que las de iones de litio pero menos densas en energía.

Lilac Solutions también cerró una importante Serie C el último trimestre, recaudando 145 millones de dólares para ampliar su tecnología de intercambio iónico que puede extraer litio del agua salada. La mayor parte del litio del mundo se produce en estanques de evaporación, que requieren grandes cantidades de tierra y agua. El enfoque de Lilac Solutions se parece más a una fábrica normal, con unidades modulares funcionando dentro de un edificio cerrado. Promete hacer que la extracción de litio sea comercialmente viable en Estados Unidos, algo que los fabricantes de automóviles necesitarán para que sus vehículos eléctricos califiquen para incentivos fiscales federales, que dependen de los minerales nacionales.

Adelanto de las nuevas tendencias de inversión

Las cifras publicadas en el primer trimestre pueden parecer infladas debido a esas rondas importantes, pero también podrían ser el comienzo de una tendencia en la que los incrementos de nueve cifras dejen de ser excepcionales.

Hoy en día, sería fácil descartar acuerdos masivos como el de H2 Green Steel como un caso atípico, pero eso también ignoraría el hecho de que muchas empresas de tecnología climática, que a menudo venden bienes físicos en lugar de software, necesitan grandes sumas para alcanzar con éxito escala comercial. Actualmente, hay menos empresas dispuestas a dar ese salto. A medida que las empresas en etapa inicial maduren, este hecho debería cambiar.

Las grandes rondas junto con menos acuerdos pueden ser un escaso consuelo para los fundadores en etapa inicial que necesitan efectivo en sus inicios. Pero la realidad es que los inversores llevan varios trimestres tendiendo en esa dirección. La exuberancia que se manifestó durante la pandemia hizo que las valoraciones se dispararan, lo que dificultaba justificar inversiones adicionales sin una caída.

En conversaciones durante los últimos meses, los capitalistas de riesgo han dicho que prefieren invertir su dinero en empresas con atracción de clientes e ingresos. En tecnología climática, hay un grupo mucho más pequeño al que recurrir, ya que muchas empresas todavía albergan una cantidad decente de riesgo técnico. El sesgo de los inversores hacia las nuevas empresas generadoras de ingresos y sin riesgo se refleja en las cifras del primer trimestre, que estuvieron dominadas por empresas establecidas que recaudaron grandes rondas.

Sin embargo, esa dinámica no puede continuar para siempre. En los próximos 25 años, el mundo necesitará invertir 230 billones de dólares para alcanzar emisiones netas cero de carbono según McKinsey. Para los inversores, es una oportunidad demasiado grande para ignorarla, y los fundadores se han apresurado a llenar el vacío con tecnologías y modelos de negocio novedosos.

Los inversores se han reunido con los fundadores en los puntos de inicio, pero a medida que las empresas en etapa inicial comienzan a pensar en escalar, con frecuencia se encuentran con un entorno desafiante para la recaudación de fondos, algo que se conoce como el «valle de la muerte».

A medida que empresas como H2 Green Steel, Ascend Elements y otras recorran dicho valle, las lecciones aprendidas educarán a los inversores y a las nuevas empresas que se encuentran en un viaje similar. Puede que sean necesarios algunos años para desarrollar un libro de jugadas, pero una vez que eso suceda, las rondas grandes como las que se vieron este trimestre deberían comenzar a convertirse en la norma, no en la excepción.

RELACIONADOS

SUSCRÍBETE A TRPLANE.COM

Publica en TRPlane.com

Si tienes alguna historia interesante sobre transformación, IT, digital, etc con cabida en TRPlane.com por favor envíanosla y la compartiremos con toda la Comunidad

MÁS PUBLICACIONES

Activar Notificaciones OK No gracias