miércoles, octubre 20, 2021

Gestionar la volatilidad con una estrategia adaptable

En momentos de cambios constantes, elaborar una estrategia adaptable con prácticas y componentes básicas para acelerar la respuesta de la organización a las oportunidades y amenazas y desarrollar la resiliencia es clave para asegurar tanto el mantenimieto del negocio como su capacidad de prosperar.

Los enfoques estratégicos tradicionales no fueron diseñados para un mundo que cambia rápidamente, y se basaban en reuniones de equipos de dirección durante una semana, apartados del día a día, y que desarrollaban estrategias no ya para un año, sino para 4 y 5 años.

Un enfoque adaptativo a la estrategia a largo plazo es más apropiado para un mundo en el que los modelos de negocios se están transformando con gran frecuencia y, a menudo, de manera radical. Cuanto más rápido sea el ritmo de cambio, más la adaptabilidad se convierte en un imperativo clave.

Las empresas que pueden detectar nuevas oportunidades antes y responder más rápidamente que sus competidores son las que tienen más probabilidades de tener éxito en el dinámico mundo digital.

Prácticas básicas

Las prácticas que se presentan a continuación no están destinadas a reemplazar el enfoque de estrategia existente de la organización. Su objetivo es proporcionar orientación sobre cómo adaptar o modificar el enfoque tendiendo en cuenta la transformación digital, y alentando a ver la estrategia como una actividad de aprendizaje continuo en lugar de un ejercicio de planificación único.

Si bien un enfoque verdaderamente adaptativo se basará en estas prácticas básicas, las organizaciones pueden centrarse en el inicio en las que abordan sus desafíos estratégicos inmediatos. La mayoría de las empresas tradicionales se centrarán al principio en una o dos de las prácticas básicas cuando inicien el camino hacia un enfoque más adaptable de la estrategia.

1: Iniciar la ejecución lo antes posible

La estrategia define las opciones y acciones a largo plazo que la empresa debe tomar para crear, entregar y capturar valor según lo previsto en el modelo comercial. Pero cuanto más tiempo se dedica a crear un plan, menos tiempo hay para ejecutarlo, lo que aumenta el riesgo de que el mercado y la sociedad haya avanzado y el plan esté desactualizado.

Implementar con prontitud también ayuda a sacar a la luz los errores en el plan e identificar dónde mejorar. La estrategia adaptable no requiere información perfecta o completa para ejecutarse; utiliza la información disponible para identificar las acciones más inmediatas necesarias para tener éxito.

2: Responder a los cambios a medida que ocurren

Dadas las condiciones cambiantes de la actualidad, pocas empresas pueden permitirse esperar un año para revisar la estrategia, como era habitual cuando el contexto empresarial se movía lentamente y las interrupciones se producían con poca frecuencia, si es que se producían. Algunos ahora revisan su estrategia trimestralmente o incluso mensualmente, pero una empresa verdaderamente adaptable monitorea su contexto comercial de manera continua, iniciando una revisión de la estrategia cada vez que hay nueva información disponible para reformular el contexto.

La visión que guía una estrategia adaptativa aún puede ser a largo plazo, pero debe revisarse continuamente (no cambiarse por completo una vez cada pocos años) para ampliar los límites de lo que la empresa debe hacer para tener éxito.

3: Abraza y explora la incertidumbre

La incertidumbre crea oportunidades, por lo que, aunque inevitablemente implica aceptar un cierto nivel de riesgo en algunas áreas, las empresas que aceptan el riesgo y responden rápidamente a los eventos a medida que ocurren tienen más probabilidades de tener éxito en un mundo incierto. La estrategia adaptativa en los negocios ayuda a lograr esto a la vez que mitiga el riesgo.

4: Involucrar a toda la organización en la estrategia

Un proceso de estrategia de arriba hacia abajo involucra a pocas personas seleccionadas, mientras que un proceso de adaptación es inclusivo, atractivo y colaborativo, con ideas y conocimientos aportados por cualquier persona dentro o fuera de la organización. Este enfoque aumenta la capacidad de la empresa para crear, actualizar e implementar estrategias y mejora la calidad del resultado.

Estrategia basada en bloques funcionales

Existen un número definido de bloques de construcción que ayudan a establecer las cuatro prácticas.

La mayoría de las empresas tradicionales se centrarán inicialmente en el subconjunto de componentes básicos que les ayudarán a establecer las dos prácticas centrales en las que se centren primero. Utilizan estos componentes básicos en respuesta a problemas específicos y junto con un proceso de estrategia más tradicional para agregar elementos de un enfoque adaptativo paulatinamente. Las empresas que nacieron digitales a menudo utilizan muchos más componentes básicos que los que se exponen a continuación.

Los bloques de construcción contemplan:

  • Entradas: cómo se generan, obtienen o capturan las ideas, conocimientos e información relevante para la estrategia. Los bloques son información en tiempo real, crowdsourcing y escaneo continuo.
  • Proceso: la forma en que se crea, revisa, mantiene y actualiza la estrategia. Bloques: decisiones distribuidas, sprints estratégicos, proceso continuo.
  • Resultados: El formato, contenido o estructura de la estrategia. Bloques: estrategias basadas en opciones, estrategias basadas en experimentos y estrategia mínima viable.

Proceso de implementación

Debido a que las condiciones cambiantes afectan a cada organización de una manera diferente, seleccionarán los bloques más apropiados para abordar sus desafíos estratégicos inmediatos.

  1. Definir los retos de la estrategia. Hay que preguntarse si el enfoque de la estrategia lleva demasiado tiempo para elaborarse o implementarse. ¿Es lento para responder al cambio o tal vez carece de compromiso?
  2. Asignar esos retos a las prácticas que necesita. Por ejemplo, si se tarda demasiado en implementar la estrategia, hay que concentrarse en la práctica que se necesita para iniciar la ejecución lo antes posible.
  3. Seleccionar los bloques de construcción adecuados. No es necesario que utilizar los componentes básicos. Por ejemplo, se puede centrar en sprints estratégicos para crear una estrategia mínima viable.

Las empresas solo se percibirán los beneficios de un enfoque adaptativo si pueden responder rápidamente a las prioridades estratégicas cambiantes. Por ejemplo, es posible que sea necesario revisar los planes operativos, los presupuestos, los roles y las estructuras del equipo si hay un cambio en la estrategia comercial. La estrategia adaptativa, por lo tanto, tiene implicaciones para la organización en general, razón por la cual las empresas también necesitarán un modelo operativo adaptable.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones