martes, enero 18, 2022

Aplazo hace crecer el servicio BNPL en México

Tras una primera ronda dónde consiguió 5.25 millones de dólares, Aplazo, empresa de servicios fintech del tipo «compre ahora, pague después» (BNPL) obtuvo una siguiente ronda aún mayor para expandir la adopción del enfoque de su modelo de pagos en todo México.

Angel Peña y Alex Wieland cofundaron la empresa en 2020. Antes de Aplazo, Peña vivía en Nueva York y trabajaba en Morgan Stanley invirtiendo en créditos en México, mientras que Wieland había estado lanzando negocios en América Latina después de su trayectoria en empresas como Uber y Lima.

Aplazo se conecta al proceso de pago de un comercio, online o presencial, y permite a los usuarios comprar artículos y pagar en cinco cuotas iguales sin necesidad de una tarjeta de crédito.

Ese componente presencial en particular es lo que, según Peña, diferencia a la empresa de sus competidores, ya que el 95% de las compras todavía se realizan de forma física en México. Por lo general, es necesario tener una tarjeta de crédito para aprovechar el modelo de cuotas. Sin embargo, la penetración del crédito en México es baja, menos de 10%, por falta de confianza en el sistema bancario. Los métodos de pago más populares siguen siendo el efectivo o un tarjeta de débito.

“Eso significa que el 90% de las personas no tienen acceso a ningún servicio de pago por cuotas”, dijo Peña. «Hay una gran adopción, pero los obstáculos son los bancos que han sido súper rentables, pero no han democratizado el crédito a plazos».

Al comercio se le cobra una tarifa por usar el servicio, pero a los clientes no, y Aplazo asume el riesgo de pagos a plazos y devoluciones de cargo. El comercio se beneficia de un aumento de las tasas de conversión y de los valores medios de compras más elevadas, debido a la faciliad del pago por parte del cliente, al tiempo que mantiene una relación con el consumidor.

Debido a que alrededor del 40% de la población no tiene historial crediticio, Aplazo utiliza datos alternativos, como datos de banca abierta y telecomunicaciones, para medir la solvencia crediticia de los consumidores y el nivel de asequibilidad, optimizando las tasas de aprobación y brindando productos crediticios justos a los consumidores desatendidos.

Hoy, anunciaron 27 millones de inversión en una Serie A liderada por Oak HC / FT, con la participación de los inversores existentes Kaszek y Picus Capital. Esto le da a la compañía fondos totales de más de 35 millones de dólares.

Aplazo comunicó que la nueva financiación fue inesperada ya que la empresa tenía suficiente capital de su ronda inicial. Sin embargo, la oportunidad brindó a la empresa la oportunidad de acelerar su objetivo, que incluye tecnología y desarrollo de productos e inversión en el aspecto comercial. Además, la compañía tiene la intención de duplicar su equipo de 50 personas para febrero y lanzarlo en dos países adicionales en 2022.

Desde la ronda inicial, Aplazo aumentó su volumen de procesamiento total más de ocho veces y en menos de un año se ha asociado con más de 1,000 comercios que operan en sectores como moda, calzado y belleza. Peña estima que estas categorías representan unos 70 mil millones de dólares en consumo tanto en compras online como presencial.

Aplazo es una de las últimas startups del espacio de BNPL que ha estado dominado por empresas como Afterpay, que fue comprada por Square a principios de este verano, Klarna y Affirm. Está habiendo una gran actividad en este tipo de servicios, entre fusiones y adquisiciones como las de Afterpay y empresas como ShopBack, que acordó adquirir Hoolah, y rondas de financiación para empresas de BNPL, como por ejemplo, Billie, Nelo y Scalapay.

“Nos ha fascinado el fenómeno global que es comprar ahora, pagar después”, dijo Allen Miller, director de Oak HC / FT. “Queríamos hacer una inversión en América Latina y pensamos que el modelo compre ahora y pague después sería un punto de entrada interesante. La industria tiene el mismo interés que en los Estados Unidos, pero usa aceleradores, como el acceso limitado en México a la oportunidad de crédito para comprar ahora y pagar después para tener éxito, Angel y Alex encajan en el modelo «.

Miller espera que el futuro de comprar ahora y pagar después en América Latina sea brillante por un par de razones: la primera, menos millennials están obteniendo tarjetas de crédito y dependen de las tarjetas de débito. Y la segunda, los comercios quieren acceder a toda una grupo de clientes potenciales, pero no pueden debido a la gran cantidad de ellos que no tienen acceso al crédito. Aplazo está construyendo una infraestructura en torno a ambos elementos y “ha podido atraer talento de las mejores marcas, y cuando vimos ese impulso, fue emocionante”.

RELACIONADOS

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMas publicaciones